Buenos días sol!

¡Hola a tod@s!

Hoy me visto de dorado para saludar al verano, porque quiero sentirme un poco sol, y despedir al frío y a las sombras de la vida, que, aunque también acompañan al sol, en invierno como que parecen estar más presentes entre la oscuridad y el frío!

Mi look de hoy puede ser perfectamente de tarde-noche, porque la prenda principal, que es este vestido de Zara, tiene esos tonos dorados y plateados tan glamurosos y a la vez sesenteros que podrías ponerte para una cena formal, pero a la vez los complementos que he elegido para combinarlo son más informales y hacen que sea un look perfecto para salir a tomar algo por la tarde, pero también para si la noche se alarga más de lo esperado! Je, je. Por cierto, el vestido lo compré en rebajas por no más de 5€!

La cazadora con tantos detalles es de Dsquared2 y la compré en un outlet de firmas de Benidorm, de donde ya he sacado muchas otras prendas en algunos de mis últimos posts. Las mangas en tejido vaquero le da ese toque más informal del que os hablaba antes y los bordados en color rojo, plata y dorado quedan genial con el vestido y los demás complementos.

Los zapatos son de Beverly Feldman, los compré hace unos diez años de un muestrario. A pesar de la cantidad de tiempo que tienen, siguen siendo muy especiales y no pasan de moda; el turbante también es de Zara; los pendientes de corazones hechos artesanalmente con hojalata los compré en el Hippy Market de Ibiza y los anillos son de Aristocrazy; y por último, y no menos importante…! El bolso está hecho por mi marido con una vieja cajita, toda una obra de arte con muchísimos detalles!

¡Que las sombras no os impidan disfrutar de cada día! Yo, con este look dorado y radiante, las intentaré sortear con todo el glamour que pueda!

¡Espero que os guste y os deseo un feliz miércoles!

¡Besos y soles!

(Siento que las fotos no tengan una gran calidad, pero se me ha roto la cámara y hasta que no la arregle me toca hacerlas con el móvil… 🙁 )

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta