Como un cupcake

¡Hola a tod@s!

Ayer fui a una ciudad llamada Alcoy cerca de mi pueblo, Onil, a un curso de tendencias de corte y color. En mi profesión siempre hay que estar formándose, la peluquería es una profesión en evolución continua. Soy una apasionada de mi oficio de peluquera, aunque ahora se suele llamar estilista! Alcoy es una ciudad muy cultural y emprendedora. Sus fiestas de moros y cristianos tienen fama internacional, pero a mi lo que más me gusta de esta ciudad, en la que yo pasaba muchos veranos en casa de mi tía Amparo, son los puentes que atraviesan la ciudad. Vista desde lejos parece que flota en el aire, y se ve la gente caminando por esos caminos flotantes, que se unen gracias a esas vigas infinitas. Pues ayer, al cruzar uno de los últimos puentes, y quizás el más largo de la ciudad, tuve una inspiración! Comparé al Amor con el puente que estaba cruzando, y se me ocurrió este poema que me gustaría compartir con vosotr@s:

Brazos de hormigón

El frío de la mañana, miro al vacío por la baranda, estremecida y admirada por la distancia. Gemidos del olvido vuelan a mis oídos, unos pasos cercanos sacan mi soledad, siento que el paso es mi amigo, y que el viento frío me habla cálido y sumiso. Mis pies rápidos cruzan el puente para abrazar al sonido con brazos de viento y susurros de voces que vuelven del futuro.

Y sin parar de cruzar puentes os cuento mi look suave y dulce, como un cupcake. El vestido de tul rosa es de Lucy Wang, lo compré en la mercería de mi amiga Ana. Lo acompaño con una camiseta de Zara y una chaqueta de Devota & Lomba. Como veis, es toda una joya! Los zapatos de Zara con calcetines es una tendencia de la que yo soy fan desde siempre! La estola es de Stradivarius y el bolso de una firma italiana que ahora no recuerdo. Por último, los anillos son de Aristocracy y la diadema joya de Zara.

¡Espero que os guste y hasta pronto corazones dulces y soñadores!

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta