El número pi

¡Hola a tod@s!

Las matemáticas son el lenguaje del universo, y en la moda se habla de menos es más, o de más es menos. Es un lenguaje matemático. Yo creo que todo está conectado, y nuestra manera de interpretar los objetos, ¿puede que también sea un lenguaje matemático? Yo creo que sí. Puede que sea una operación matemática de realidad física. Y para aplicarlo a la moda, pongo un ejemplo: si yo llevo un bolso, todos vais a ver el mismo bolso, pero seguro que cada uno de vosotros lo veis distinto, porque aunque el tamaño ni la forma cambien, cada persona al ver el mismo objeto lo interpretará a su manera. Y ahí es donde yo voy, ese es el enigma! Y precisamente lo que a mí más me fascina de la moda es que tenemos plena libertad para interpretarla nos guste más o menos y de la forma en que queramos.

Y después de este punto de reflexión-comprensión que explica mi manera de ver la moda, os presento mi nuevo look de inspiración barroca, como siempre, una combinación de complementos personalizados con otros más sencillos, pero no menos auténticos. Yo diría que en conjunto es más bien un estilo barroco-rock. El vestido es de Zara, lo compré en rebajas a buen precio. Lo he combinado con un cinturón joya de terciopelo que le da un toque chic. Los botines son de Rebeca Sanver, le dan el toque rompedor, son espectaculares y se pueden combinar con muchas otras prendas!

Y según mi visión matemática de más es menos en este look, los complementos juegan un papel importante y por eso me los he puesto en abundancia: el bolso hecho por mi marido a partir de una caja y forrado con un estampado muy elegante, las gafas joya de Uterqüe, y el resto de complementos todos de distintos mercadillos.

Este look me parece ideal para una tarde o noche, tomar algo con amigos o acudir a una reunión de trabajo con cena. Hay looks que te permiten muchos momentos: ya sean laborales, sociales… y si estos botines os parecen demasiado atrevidos, podéis combinar el look con unos salones, que siempre quedan genial! Y si aprieta el frío, con una biker le podemos dar el toque final.

¡Espero que os guste y hasta pronto corazones libres!

 

 

 

 

 

Deja una respuesta