¡Hasta luego Navidad!

¡Hola a tod@s!

¡Feliz navidad!… ¡Feliz navidad!… En mis oídos aún suenan los villancicos, y me duelen las mejillas de los besos. ¿Es eso malo? Pues yo creo que no es una enfermedad, pero como dicen: “si no puedes con tu enemigo, ¡únete a él! O serás un bicho raro… Pero ya, por fin, me despido feliz, porque he superado otra navidad sin que me dé un ataque de pánico. En general suele ser una época de emoción, ilusión, regalos… pero para las que trabajamos en oficios como el mío, todo el mundo quiero ponerse guapo y arreglarse para Navidad, así que la peluquería está a rebosar y el trabajo parece que no se acaba nunca, y por eso he estado tan desaparecida por aquí y por Instagram últimamente… Pero bueno, no me puedo quejar!

En fin, he querido hacer esta despedida he querida hacerla con honores, aunque también es una bienvenida a un nuevo año lleno de retos e ilusiones. Para ello me he elegido un look un poco oscuro, pero con toques de color. Llevo un vestido de Karen Millen, de punto y ajustado al cuerpo. También quedaría perfecto en un funeral (al fin y al cabo estamos de luto, pues se acaba la Navidad y toca volver a la rutina). La chaqueta es de la firma Bimba y Lola, el estampado parece expresar una noche de lluvia de estrellas, las cuales espero que iluminen mi camino en este nuevo año.

En cuanto a los complementos, los zapatos son super especiales, de Chie Mihara, como todos los que diseña esta firma. El bolso es un regalo de los reyes magos, mi marido escribió la carta, je je! Es de la firma Borsalino, tiene alas, y espero volar con él a muchos lugares! Las joyas son de Aristocracy y Thomas Sabo. Y, por último, las gafas dan el toque rock que faltaba a este look de comienzo de año, que deseo que sea generoso con las personas que, a pesar de no tener casi nada o nada, te reciben con una sonrisa y todo su cariño. Y si tengo derecho a pedir un deseo, pido salud para mí y para todos.

¡Hasta pronto corazones libres!

Descanse en paz la Navidad.

 

 

 

 

 

Deja un comentario