Ni blanco ni negro

¡Hola a tod@s!

Dos de mis colores favoritos, el blanco y el negro! Quizá sea por lo extremo, por la distancia entre uno y otro… Aunque esa expresión de «no todo es blanco o negro» tiene mucha razón porque a veces las cosas no son tan malas o tan buenas como las vemos. Hay que ampliar la perspectiva! De hecho, en la cultura budista siempre se mira el lado bueno de las cosas! Y de eso va mi look de hoy, por un lado me he puesto sobria, pero a la vez sexy.

El vestido no lleva forro interior, y si os fijáis, se deja entrever la piel, ese envoltorio tan importante que nos cubre y que no hay que dejar de cuidar nunca porque tiene que durar para toda la vida! Fue un chollo del muestrario de Zara, me costó 15,95€.

Lo he combinado con unos zapatos de Rebeca Sanver, con los que le doy el toque rockero, y un bolso auténtico de la época de los años 50 que me compré en un mercadillo y que más tarde me personalizó mi marido Felix. Como ya sabéis, él me ayuda con muchos de mis complementos para hacer de ellos prendas únicas y originales.

En cuanto a los demás complementos, la bisutería y las gafas también me las compré en un mercadillo. Me encanta buscar como si fuesen tesoros, y él que busca, encuentra! Así que espero que hoy encontréis algún tesoro que os ayude a tener un feliz día, aunque solo sea una cara amable o algún gesto cariñoso.

¡Espero que os guste y os mando miles de besos!

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta