Sin pasado no hay futuro

¡Hola a tod@s!

Un evento puede inspirar un look, y un look puede inspirar un evento. Pues este es el momento de hacer que una época, en la que las prendas se hacían a medida, y no había nada low-cost, las personas vestían con mucho glamour. Solo hay que mirar atrás, repasar álbumes familiares, es toda una inspiración! Tan solo hace falta ver algo de cine de esa década para apreciar el cuidado con el que se trataba cada prenda, y no digamos la peluquería! Sin los conocimientos cosméticos de hoy en día hacían auténticas maravillas: en maquillaje, en peluquería… Así que hoy me gustaría hacer un pequeño tributo a esa época dorada e inolvidable de la que soy fan incondicional.

Pues bien, para empezar con el look de hoy, el vestido lo compré en una feria de peluquería hace tiempo. Es totalmente maravilloso y me hace sentirme una parte del pasado, ya que no hay futuro sin pasado. Está lleno de detalles y, al caminar, el tul se mueve al compás de tus pasos!

Los zapatos son de Beverly Feldman y el bolso es una pieza única de los años 50 comprado de un mercadillo y restaurado y personalizado por mi marido Felix. El tocado lo compré también en un mercadillo, es de plumas y flores, y el peinado es sencillo, tan solo tienes que hacerte bucles con distintos mechones y sujetarlos con horquillas. Por último, las gafas son de Bimba y Lola y el resto de complementos son de Aristocrazy y multi-marca.

Aunque miro atrás, mi verdadera misión es caminar hacia delante, o al lado de las personas que quiero.

¡Espero que os guste, os mando miles de besos y os deseo un futuro increíble!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

One Comment

  • Lucía

    29 junio, 2017 at 17:02

    Hola Pepi!! Soc Lucía. Si algún día t’avellix podría ferte algunes fotos de intercambi, les fotos hem serviríen per al meu portafolio y serien de igual manera per a tu. M’encanta el teu estil. Per si t’interesa el meu teléfono es 645401288.
    Una besaeta.

    Responder

Deja un comentario